Precisión de hasta una milésima de milímetro.

A menudo se afirma que la calidad de un producto depende de que los ingredientes sean buenos, y a este respecto, LINK no hace concesiones. La empresa aplica este enfoque a la gestión, los materiales, el desarrollo, la producción, el embalaje y la formación y contratación de nuevos empleados especialistas: aspiramos a la perfección en todas las áreas. En relación con nuestros productos en particular, se efectúan controles de calidad permanentes en cada fase de producción, lo que implica controles de entrada, intermedios y finales. El sistema de gestión de calidad del Grupo LINK está certificado por la norma ISO 13485 y el anexo II de la Directiva CE 93/42/CEE relativa a los productos sanitarios.

El nombre LINK no es solo una garantía de funcionalidad excelente y, por ende, de máximo confort para pacientes y médicos. También es clave para minimizar las intervenciones de revisión, lo que a su vez reduce costes para todo el sistema sanitario.

En LINK, la seguridad de los pacientes y el rendimiento del producto gozan de prioridad frente a todos los objetivos comerciales. Además de los controles exhaustivos, como especialistas en prótesis, invertimos enormemente en equipos de prueba y medición. El cumplimiento de hasta las tolerancias más ínfimas hasta el rango de μ (por ejemplo, para transportadores de cerámica) se garantiza y documenta plenamente con la ayuda de un sistema QDA. Para garantizar la continua optimización de los productos, los departamentos de producción invierten continuamente en nuevas tecnologías. Así, por ejemplo, la empresa se enorgullece de contar con una innovadora maquinaria multieje para geometrías altamente complejas que puede programarse mediante software CAD/CAM empleando un modelo 3D.